La irresponsabilidad, el marcado CE y sálvese quien pueda. – ¡ Lunes por fin ! – Blog laboral

La irresponsabilidad, el marcado CE y sálvese quien pueda.

27 de Marzo 2020

Después de escuchar las palabras del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y leer hoy en el País, que los 9000 test que su ministerio había adquirido a la empresa china Bioeasy, no ofrecían garantía alguna para su uso, me he quedado perplejo. Partida tramitada, por cierto, mediante  un distribuidor español.

Me invade la frustración cuando leo, lo veremos más adelante, el poco rigor de los controles  de entrada de productos, además de la dudosa ética de los agentes que actúan en semejantes transacciones.

Resulta que el test, al que arriba me refiero, dispone de la certificación CE. (Certificado imprescindible emitido por la Comunidad para que cualquier producto, fabricado fuera de nuestras fronteras, pueda ser utilizado en toda Europa ya que cumple la normativa de la Unión).

A todo esto, y para enredar más el asunto, la Embajada China en España ha afirmado que la empresa en cuestión carece de licencia. ¿Ahora? ¿Y se permite enviar mercancías a Europa con el certificado? ¿Eso es colaborar en una situación tan comprometida?

¿Podemos plantearnos que los productos que Uds. nos ofrecen carecen de las mínimas condiciones? ¿ Pese a que lleguen con el “marcado” antes comentado?

Me hago esta reflexión y me pregunto si no sería conveniente analizar los productos que en sus mercados nos ofrecen y ponerlos en cuarentena…

La situación que estamos sufriendo exige de mucha responsabilidad y compromiso por parte de todos.

Otro tema que me sorprende, además de preocuparme, hace referencia a la obtención del certificado CE y a los filtros que las mercaderías deben superar.

Leo entre las noticias que publica La cadena Ser, que dos empresas europeas certificadoras expidieron los permisos necesarios para que la antes mencionada Bioesay enviara la partida defectuosa.

Estas son: la belga Qarad y la alemana DakkS.

El argumento que expone la primera se refiere a que la legislación europea no exige pasar por un control de calidad previo y su labor consiste en revisar la documentación técnica del fabricante, etiquetado y avalar la declaración de conformidad del mismo. Por su parte, la segunda, se escuda en que su papel se limita a certificar que la empresa cumpla en requisitos de gestión y dirección, nunca en testar los productos.

Y, si me permiten, adjunto las palabras que literalmente copio del artículo leído en La Ser atribuidas al CEO de Qarad: Dirk Stynen:

Llegan nuevos test todos los días, desarrollados contrarreloj …así que es imposible que tengan la misma calidad que tendrían si hubiesen sido desarrollados a lo largo de un año y medio o dos.

Agárrense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre “La irresponsabilidad, el marcado CE y sálvese quien pueda.”

Contacto