Experiencia: ¿La aprovechamos? ¿Nos interesa? – ¡ Lunes por fin ! – Blog laboral

Experiencia: ¿La aprovechamos? ¿Nos interesa?

Dentro de mi actividad como alumno de las Aulas de la experiencia de la UPV/EHU acabo de tener la gran fortuna de exponer un trabajo relacionado con el liderazgo.

La exposición estaba basada en una experiencia real vivida en un momento de  crisis y cambios profundos.

Los receptores de esta exposición han sido los compañeros de clase. Compañeros que pertenecen a este colectivo de jubilados.

Experiencias alimentadas por nuestra vida laboral, familiar y social, son expuestas por diferentes alumnos, haciendo de estas clases formidables foros de conocimiento.

Una vez concluida la exposición al inicio comentada y tras responder a las cuestiones planteadas, me quedó un poso de preocupación cuando, observando a aquellos compañeros, me di cuenta la gran experiencia allí acumulada y que, en la mayoría de las casos, en ese espacio quedaba. Espacio, por cierto, que forma parte de la Universidad, como antes he comentado.

Conocimiento de un valor intangible por nadie recogido y aprovechado.

Me resulta complicado alcanzar a entenderlo. Creo que esta sociedad no debiera de permitir semejante despilfarro. El conocimiento adquirido durante tantos años debería ser canalizado para que nuestras jóvenes generaciones pudieran heredar ese valor adquirido durante años.

Cuando las personas desaparecemos del mercado laboral parece que pasamos sólo a una situación de jubileo. A día de hoy no encuentro entornos donde podamos ofrecer nuestras experiencias a personas con sanas pretensiones de documentarse.

Entiendo que nuestras capacidades físicas y, en muchos casos, nuestra formación académica, no se pueden comparar con los jóvenes que, hoy en día, se inician en el  mundo laboral.

Ahora bien, las experiencias que los muchos años de vida laboral nos han dado, nos ofrecen cierta ventaja en este apartado del conocimiento no académico.

¿Se imaginan que nuestros centros de Formación Profesional, Universidades o cualquier otro foro integraran, en sus planes de estudios, complementos orientados a esta faceta de la experiencia?

¿Se imaginan, esto mismo, en las empresas?

Podía ser interesante transmitir y, de esta forma, no perder la sapiencia que los años dan. Entendiendo esta, la sapiencia,  en su justa medida.

Podíamos ampliar esta transferencia a cualquier espacio de nuestras vidas.

No es de recibo ensalzar las bondades de la experiencia y no encauzarla con planes de aprovechamiento.

Las dudas me invaden cuando al intentar entender los motivos por los que, cuando llegamos a cierta edad, no somos considerados como adecuados para ejercer en estas lides.

¿Será que estamos fuera de la órbita adecuada? ¿Se nos habrá parado el reloj?

¿Será que no les interesan las personas con una visión diferente y “curtidos en mil batallas”?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Contacto